Cómo gestionar el envío de un paquete

Para todo hay una primera vez. Y con ella, miles de dudas que a veces –por obvias- nos da vergüenza preguntar. Realizar el envío de un paquete es una de esas cosas que pueden resultarnos mucho más fáciles y económicas si nos paramos a investigar un poco antes de dar pie a complicaciones que pueden fastidiarnos la sorpresa o el negocio.

El primer paso es tener un peso y una regla, o en su defecto, comprarlas o pedirlas prestadas. El peso y las dimensiones del paquete –alto, ancho y circunferencia- van a ser una de las claves que determinen el precio del porte. La segunda clave, el lugar de recogida y destino. Siempre es más caro que recojan un paquete en su domicilio a que lo lleve a la oficina de la empresa elegida. Igualmente si el destino es nacional peninsular será más barato que si va enviado a Ceuta, Melilla, Canarias y Baleares, que seguirá siendo más barato que si es enviado a algún país europeo. Si va fuera de la Unión Europea, prepárese a pagar un poco más, aunque viva en Algeciras y quiera mandarlo hasta Tánger.

Cosas de impuestos y aduanas, que harán que seguramente Lituania le salga a mejor precio.
Una vez que tenemos claro las dimensiones, si queremos enviarlo desde el hogar y la dirección de destino, es recomendable utilizar un comparador de tarifas como packlink.es para descubrir que compañía de mensajería le ofrece el servicio a mejor precio. En este punto hay que incidir que no siempre es recomendable guiarse únicamente por criterios económicos. Puede que su envío requiera de un servicio 24 horas o certificado que, aunque le encarezca el precio, se corresponda con sus verdaderas necesidades.
Packlink
Una vez comparada todas las opciones y teniendo en cuenta sus necesidades, llega la hora de elegir. Ante precios similares puede terminar siendo un acto de fe o intuición, pero no se preocupe, en la gran mayoría de los envíos no suele producirse ninguna incidencia. No tendrá que cargar con esa responsabilidad.

Decidida la empresa y el servicio solo queda pagar y esperar que recojan su paquete y lo manden a la dirección indicada. Recuerde tener saldo en el medio de pago elegido y elegir la opción que más confianza le dé. En pocos minutos puede terminar la gestión desde su casa con la certeza de haber encontrado el servicio más adecuado.

A día de hoy, la gran competitividad existente entre las diferentes compañías de mensajería hace que sea posible enviar paquetes en territorio nacional por menos de cinco euros y cruzar el Atlántico hasta los Estados Unidos por menos de treinta. También por menos de 30 euros es posible enviar a la mayor parte de la Unión Europea como Portugal (desde 5,95), Italia (13,95), Francia, (17,99), Alemania (17,99), Rumania (24,25) o Reino Unido y Holanda (ambos desde 13,25). Si nuestro destino es Latinoamérica también es posible encontrar tarifas económicas que permiten enviar por menos de 40€ a países como Argentina, Ecuador, Bolivia o Perú.

0 comentarios de espabilaos :

Publicar un comentario

¿Que opinas tú?

Tratamientos estéticos para mujeres: Opiniones de criolipolisis