CURIOSIDADES DE LA MANTIS RELIGIOSA

La Mantis religiosa es un maestro del disfraz, y tiene una gran capacidad para mezclarse con el entorno gracias a sus tonalidades y a su aspecto arbolado de ramas. Este insecto carnívoro de tan mala fama tiene además un apetito muy colorido y variado. Puede girar su triangular cabeza hasta 180 grados en búsqueda de un insecto a su alrededor. Un dato cuanto menos interesante de la mantis religiosa es que, mientras tiene lugar el apareamiento, la mantis religiosa hembra se come la cabeza del macho, y de ahí que se haya ganado el mote de "la viuda negra". Es el motivo de que muchas veces a una mujer enviudada varias veces se la llame "mantis religiosa". Nadie sabe a ciencia cierta por qué sucede ésto, pero podría ser por una proteína que sirve de ayuda del cuerpo masculino para que se desarrollen los huevos mejor. Cuando los huevos eclosionan, las mantis "bebés " parecen practicamente réplicas diminutas de sus padres.


Además, la Mantis religiosa tienen una vista excelente y puede ver con perfección hasta 18 metros de distancia. No son animales peligrosos (al menos para los humanos) y su promedio de vida es de alrededor de 12 meses. Ellas parecen estar rezando porque están casi continuamente descansando sus espigadas patas delanteras, bastante pesadas para su cuerpo. ¿Quién quiere ser una Mantis religiosa?

1 comentarios de espabilaos :

Antonio ruz cañero dijo...

Muy interesante todas estas curiosidades de la "viuda negra"

Publicar un comentario

¿Que opinas tú?

Tratamientos estéticos para mujeres: Opiniones de criolipolisis