MIEDO AL RIDICULO Y AL RECHAZO, TEMORES DEL HOMBRE

Continuando con nuestro análisis de los sentimientos humanos que más tememos, hoy vamos a hablar de dos sentimientos que podemos sentir muy a menudo, el miedo a hacer el ridículo y el temor al rechazo. El ridículo es algo que los seres humanos pueden experimentar a menudo, debido sobretodo a nuestra condición y a nuestra organización social. Todo lo que se salga de "lo normal" puede ser objetivo del ridículo. También, uno se puede sentir ridículo sin nadie alrededor, pero este sentimiento está relacionado con pensar en qué dirían otros si te vieran en ese momento. El miedo al rechazo está muy relacionado también con el miedo al ridículo, pues de nuevo cuando aspectos de tu vida o la persona en general se sale de "lo normal", puede ser rechazada por el colectivo, lo que en una comunidad organizada socialmente es un duro golpe a la psicología personal. A veces, para evitar sentirse rechazadas, las personas ocultan sus sentimientos, sus verdaderas formas de pensar, como podemos ver con el homosexualismo, mal visto en muchas religiones como el Islam y por ello ocultado por muchas personas.

Miedo al Ridículo
El miedo al ridículo está relacionado con el temor de recibir malas críticas y es causado también por nuestro temor social de no proyectar una imagen suficientemente buena o normal de nosotros mismos hacia otros. Este miedo, más recientemente, se experimenta en lo que llamamos "miedo escénico". Todos hemos sentido  alguna vez en nuestras vidas temor a la hora de hablar delante de público (de tu clase, por ejemplo). Tememos que nos podríamos desordenar y provocar que el público responda negativamente, ya sea burlándose de nosotros con risas o, en el peor de los casos, abucheándonos. A pesar de que no todo el mundo siente este "miedo escénico", quizás porque tienen una confianza bien construida que les ayuda a afrontar los efectos de ser criticados o ridiculizados, el miedo al ridículo nunca realmente nos abandona porque no nos gusta la sensación de estar en el centro de atención por una razón negativa, y mucho menos estar a merced de las opiniones de los demás.


Miedo al Rechazo
Este temor social es uno de los principales motivos por los que las personas actúan de una u otra forma. Tendemos a seguir (a veces involuntaria y ciegamente) las acciones de los demás, porque nos ayuda a evitar ser tratados con rechazo ante la sociedad. Tememos este dichoso rechazo porque, al igual que el miedo a estar solos, la mayoría de nosotros sólo puede justificar la existencia mediante el reconocimiento y la aceptación de los demás. Hay quienes sostienen que la aceptación de la sociedad es una mera ilusión, y que no hay tal cosa como un comportamiento "normal" de un individuo dentro de una sociedad: si este es el caso, entonces ¿por qué tememos no comportarnos "correctamente" y de conformidad con las normas culturales? Esto realmente pone en perspectiva nuestra infraestructura de toda ética como sociedad; ¿es algo realmente bueno o malo la forma en que actuamos o simplemente consideramos que es bueno porque lo dice la sociedad?
Otros miedos y temores humanos:

0 comentarios de espabilaos :

Publicar un comentario

¿Que opinas tú?

Tratamientos estéticos para mujeres: Opiniones de criolipolisis