EL SIMIO, INTELIGENCIA HUMANA EN MONOS

¿Qué nos diferencia tanto de los simios? Normalmente los humanos, cuando pensamos en la vida animal en la tierra, diferenciamos a los humanos y a los animales, pero no caemos en la cuenta que los humanos somos animales también, y que otras especies no están tan lejos de nosotros. Sin duda alguna la propia soberbia humana y hechos como la religión han alentado esta visión que tenemos de nosotros mismos tan egocéntrica. Somos simios, primos segundos de algunas de las actuales especies de simios como el chimpancé, y además somos los únicos monos calvos de las 193 especies vivientes en la actualidad. Además no debemos ser tan distintos de estas especies, pues Ayumu, un joven chimpancé, ha demostrado ser mas habilidoso que gran parte de los humanos.



Esto se ha demostrado en un experimento en la Universidad de Kyoto. Se mostraba en una pantalla táctil números del 1 al 9 descolocados y había que memorizarlos en orden, del 1 al 9. Primero se mostraba la posición de los números por un lapso de 0.6 segundos tanto a chimpancés jóvenes como a estudiantes universitarios y ambos obtuvieron un promedio de 80% de aciertos.
Luego fueron reduciéndose el tiempo, hasta 0.2 segundos, y los humanos obtuvieron un 40% de aciertos mientras que los chimpancés mantuvieron el 80% del principio. Al tratarse de tiempos tan cortos, se ha descubierto que los chimpancés deben de tener algún proceso equivalente al de la memoria fotográfica humana. Curiosamente los niños obtienen porcentajes de aciertos similares al de los chimpancés por lo que se especula con una capacidad que se va perdiendo a través de los años, quizás por el desarrollo de otras habilidades racionales.
Por si fuese poco, Ayumu incluso llegó a hacer trampas. Pulsando en la esquina inferior izquierda de su pantalla, podía ocultar los números cuando los había memorizado antes de que se acabase el tiempo, interrumpiendo al resto. A continuación os dejamos 7 casos que demuestran que los simios son bastante mas inteligentes de lo que creemos, y que quizás la evolución les ayuda a lo largo de los miles de años bastante mas que a nosotros:

1. Después de observa a los chimpancés en su hábitat natural, se ha comprobado que no sólo fabrican herramientas, sino que pueden llevar consigo todo un kit para lograr sus propósitos, empleando varios elementos para poder llevar a cabo una acción deseada.

2. Hasta ahora se creía que los gorilas no utilizaban herramientas, quizás porque no las necesitaban, pero en la actualidad se ha descubierto que este hecho no es cierto. Esta gorila que aparece en la imagen inferior utiliza una vara para medir la profundidad del río. .



3. No debemos olvidar que cualquiera que esté leyendo, muy probablemente haya nacido del mismo modo que lo hizo un chimpancé. El canal del parto de una mamá chimpancé es igual que el de una madre humana. El bebé asoma la cabeza de espaldas a la madre y sucede la misma torsión de los hombros.

4. Koko, es una gorila de 40 años. Durante su juventud su amiga Francine Patterson la enseñó el lenguaje de los signos. Según defienden, conoce un vocabulario de más de mil signos o términos, y entiende alrededor de 2.000 palabras en inglés. Su coeficiente intelectual es equivalente a 85 en una escala humana. Los grande simios son capaces de expresarse mejor de lo que creemos, pero lamentablemente en su naturaleza no poseen la función del habla, y sólo la pueden aprender artificialmente con nuestra ayuda.



5. Kanzi es un bonobo que domina a la perfección la comprensión del lenguaje y su sintaxis, hasta el punto de descubrir errores gramaticales. Kanzi nació en 1980, y aprendió el lenguaje como lo hacen los niños, por exposición al habla. Es capaz de crear nuevas frases, lo que supone que tiene manejo mental de la compleja estructura gramatical del inglés.

6. En un un documental de Discovery Channel explicaron que cuando los chimpancés están en un zoológico, tienen la capacidad de buscar la llave de su jaula, esconderla y en la noche escapar bajo la oscuridad.



7. Los chimpancés también han aprendido a evitar trampas. En Guinea, sacuden las ramas de los árboles hasta que las trampas de los cazadores se rompen. Los responsables del estudio que asegura ésto cuentan con 6 videos en los que se ve a chimpancés desactivando las trampas, e incluso a chimpancés adultos enseñando a sus crías como deshacerse de las mortales trampas.

1 comentarios de espabilaos :

Anónimo dijo...

es fantastico me encanta

Publicar un comentario

¿Que opinas tú?

Tratamientos estéticos para mujeres: Opiniones de criolipolisis