CONDENADOS A MUERTE QUE SOBREVIVIERON A SU EJECUCION

Hoy, como ya es costumbre, os traemos una interesante lista. Se trata de personas condenadas a morir ejecutada ¡que sobrevivieron a su ejecución!. Obviamente no hablamos de personas que fueron condenadas y luego indultadas, sino que se trata de casos en los que la ejecución, o parte de ella, se llevó a cabo, pero no consiguió matar al preso. Muchos de ellos luego fueron indultados, y otros, aunque suene raro, fueron ejecutados por segunda vez.

John Henry George Lee (nacido en1864, alrededor de 1945)
En 1884 en su casa de Torquay, Inglaterra, Emma Keyse fue aporreada hasta la muerte con un hacha, su garganta cortada con un cuchillo y su casa incendiada. John Lee, que era uno de los sirvientes en la casa fue arrestado y declarado culpable del asesinato, y condenado a muerte por ahorcamiento. La fecha se fijó el 23 de febrero de 1885 en la prisión de Exeter. Cuando Lee se encontraba en la horca esperando morir, la trampilla no funcionó correctamente. No sólo una vez, ni dos, sino tres veces. En medio de tanta confusión, Lee fue devuelto a su celda y en algún momento del parón, el Ministro de interior redujo su sentencia a cadena perpetua con la recomendación de que nunca fuese liberado.
Después de 23 años en la cárcel Lee (con 41 años de edad) debido a la presión constante que ponía para revisar su caso, fue liberado en diciembre de 1907. Irónicamente se sugirió que se trataba no porque los hechos del caso justificasen revisarlo, sino debido a la infame situación que ocurrió al intentar ahorcarle.
John Lee

William Duell (sucedido en 1724)
En 1740, William Duell, de 16 años de edad, fue declarado culpable de violar y asesinar a una niña en la aldea de Tyburn, Londres. Duell fue condenado a muerte por ahorcamiento junto con otros 4 involucrados. Durante este período los cuerpos de los criminales eran donados regularmente a colegios de formación médica, por lo tanto después de que Duell fuese ejecutado su cuerpo fue llevado al salón de cirujanos para ser estudiado. Después de tumbarlo en la camilla uno de los presentes notó que estaba respirando. Después de que el aliento de Duell se hiciese más rápido y más rápido el cirujano tomó algo de sangre de él y en dos horas pudo sentarse en su silla. Esa noche, las autoridades decidieron perdonarle y su sentencia fue conmutada por cadena perpetua.


Zoleykhah Kadkhoda (nacido 1977)
En 1997 Zoleykhah Kadkhoda de 20 años de edad fue arrestada y acusada de participar en relaciones sexuales fuera del matrimonio. Inmediatamente fue condenada a muerte por lapidación. Kadkhoda fue enterrada hasta su cintura y comenzó a ser apedreada, pero poco después de que comenzase la lapidación la reacción entre la mayoría de los habitantes del pueblo causó que se detuviese. Primero se pensó que la mujer había muerto y fue llevada al forense pero luego comenzó a respirar nuevamente y fue llevada al hospital. Su condición mejoró y una petición de Amnistía fue presentada a la Corte en su nombre.
Las autoridades iraníes informaron a Amnistía Internacional que se ha levantado la pena de muerte contra Zoleykhah Kadkhoda y que fue liberada el 26 de noviembre de 1997.
Stoning

Wenseslao Moguel (alrededor de 1880)
El 18 De marzo de 1915 Wenseslao Moguel fue capturado mientras luchaba en la revolución mexicana. Sin juicio, fue condenado a ser ejecutado por un pelotón de fusilamiento. Moguel fue disparado nueve veces, incluyendo una bala final a través de su cabeza a quemarropa para asegurar su muerte. Moguel, de alguna manera, sobrevivió y logró escapar. Wenseslao pasó a vivir una vida plena después de su "ejecución". La foto anterior muestra a Moguel en 1937 en el show de radio "Ripley Believe It O Not" señalando la cicatriz de la bala que le fue disparada a quemarropa. Una popular canción fue escrita sobre Wenseslao Moguel. Puede escucharla aquí.


John Smith (alrededor de 1690)
John Smith, de Inglaterra, fue condenado por robo y fue condenado a muerte en la horca en Tyburn. En la Nochebuena de 1705 se llevó a cabo su ejecución, y estuvo ahorcado durante 15 minutos hasta que la multitud comenzó a gritar "perdónale" y la cuerda se cortó y fue llevado a una casa cercana donde se recuperó pronto. Cuando a Smith se le preguntó lo que había sentido dijo: "Cuando estaba ahí, durante algún tiempo razonable sentí gran dolor ocasionado por el peso de mi cuerpo y sentía mi espíritu en extraña conmoción, violentamente presionando hacia arriba. Luego vi un gran incendio que parecía salir de mis ojos y entonces perdí todo sentido de dolor.

Willie Francis (1929-1947)
En 1945 Willie Francis a los 16 años fue acusado de asesinato del propietario de una farmacia en Louisiana St Martinville. El asesinato estuvo sin resolver durante nueve meses hasta que Francis fue detenido debido a un delito no relacionado con el caso. La policía alegó que llevaba en su bolsillo la billetera del propietario de la farmacia. Poco tiempo después, Francis confesó el asesinato después de que fuese interrogado por escrito. Más tarde dirigió a la policía a donde él había eliminado la funda para llevar el arma homicida. A pesar de la confesión por escrito, en el juicio Francis se declaró no culpable.
Ff Willie
Los abogados de la defensa de oficio no ofrecieron ninguna objeción, no llamaron a testigos y no publicaron ninguna defensa. Dos días después de que comenzara el juicio; Francis fue declarado culpable de asesinato y fue condenado a muerte por la silla eléctrica. El 3 de mayo de 1946, durante la ejecución, cuando se estaba aplicando el aumento letal de electricidad, numerosos testigos escucharon al adolescente gritar "¡Quiténmelo! ¡Déjenme respirar!“. Otro informe afirma que dijo "¡No me estoy muriendo!". La silla eléctrica no pudo matar a Willie Francis. Resulta que la silla eléctrica se había instalado incorrectamente por culpa de un guardia de prisión intoxicado.
Después de la ridícula y fallida ejecución, Francis apeló a la Corte Suprema, citando diversas violaciones de los derechos de la quinta, octava y decimocuarta enmienda. La apelación fue rechazada y Willie Francis fue ejecutado de nuevo el 9 de mayo de 1947, más de un año después de su primera ejecución.

A) ¿PUDO SER UNA SEÑAL DE DIOS QUE ESTAS PERSONAS NO MURIESEN?
B) ¿MERECIERON SER INDULTADOS ALGUNOS DE ESTOS PRESOS?
Son las preguntas que me gustaría que los lectores respondiesen después de leer este artículo. Recuerda que puedes opinar libremente y sin registrarte un poco más abajo.

2 comentarios de espabilaos :

uno que pasaba dijo...

El humorista español Gila fué fusilado durante la guerra civil española de 1936 - 39, por el bando fascista. En sus propias palabras "lo hicieron al modo español, osea, mal, sin el tiro de gracia que maldita la gracia que tiene"

Chen_s0y dijo...

A) dios no existe.

B) no merecen ser indultados por que aceptar que merecen un indulto por no morir, seria como aceptar que los que si murieron si lo merecían y no, en ningún caso merecían morir. La pena de muerte es inhumana y no deberia existir.

Publicar un comentario

¿Que opinas tú?

Tratamientos estéticos para mujeres: Opiniones de criolipolisis