EL LADO MAS FRIKI DEL K1

Como cualquier deporte espectáculo, el K1 tiene también su porción de frikismo, y es que los japoneses, por si alguien aún no lo sabía, tienen por naturaleza el gen friki. De vez en cuando me deleitaré posteando algunos de estos combates-perlas en los que siempre se escapa alguna risa.

La situación es la siguiente: El K1, al igual que el fútbol o el baloncesto en EE.UU., se nutre del espectáculo, y nunca viene mal una dosis extra. En este caso se le ha reprochado mucho a esta competición traer a pelear a luchadores estrambóticos y peculiares para aumentar al máximo el número de fans y de propagación. Es el caso de luchadores como Bob Sapp (2 metros y 170 kilos, exjugador de futbol americano), Hong Man Choi (2,25 metros, sufre gigantismo), Akebono (ex-campeón mundial de sumo,2 metros y mas de 200 kilos), The Predator (ex luchador de lucha libre y wrestling), Kim Young Hyun (koreano que sufre gigantismo), etc. Incluso hubo un intento de traer a Mike Tyson, cuando ya prácticamente estaba acabado.


Situémonos: Año 2008, K-1 World Grand Prix en Yokohama. Una velada fantástica, Semmy Schilt pulverizó de un spinning-kick a Mark hunt, y el chico malo Badr Hari destrozó en un round al legendario Ray sefo. Sin embargo la pelea empezó con un combate bastante raro… Takashi Tachikawa es un jugador de béisbol japonés de 34 años, que hizo una transición al K1; su rival es Hiroyuki Enokida, un artista marcial de Seido-kaikan de 40 años que fácilmente pasaría por luchador de sumo. A pesar de su edad, era su primer combate en esta competición. El combate no tiene desperdicio, y menos aún la cara de Enokida en el KO. Disfrutad.


0 comentarios de espabilaos :

Publicar un comentario

¿Que opinas tú?

Tratamientos estéticos para mujeres: Opiniones de criolipolisis